jueves, 9 de agosto de 2012

Espaguetis al Consejo de Relaciones Extranjeras (aka. Espaguetis C.F.R.)

 El Council on Foreign Relations (Consejo de Relaciones Extranjeras, más conocido como C.F.R) es un "think tank" fundado en 1921 en Nueva York, y con una sucursal en Washington. Es una institución privada que está considerada como el think tank con más influencia sobre la política extranjera de los E.E.U.U.
Teóricamente es una institución cuyos objetivos es ser (cito textualmente de su página) "un recurso para sus miembros, oficiales del gobierno, ejecutivos empresarios, periodistas, educadores y estudiantes, líderes civiles y religiosos, y otros ciudadanos interesados para ayudarles a entender mejor el mundo y las decisiones tomados con respecto a la política extranjera de cara a los Estados Unidos y otros países."

Empecemos por las bases... ¿qué es un think tank?
Un think tank es una institución u organización, en teoría, completamente apolítica, con una clara ideología marcada que se dedican a la reflexión intelectual sobre política, economía o estrategia. Éstas reflexiones servirían a posteriori como directrices o líneas a seguir para partidos políticos, empresas u otras organizaciones o corporaciones.

No quiero avasallaros con mucha información seguida, así que os encomiendo visitar el artículo que he publicado en el foro que hemos creado mi amiga Noemi y yo para discutir todo lo que queramos sobre la Nueva Orden Mundial. Podéis entrar desde este link: Foro Nueva Orden Mundial



Mientras algunos dedican su tiempo a intentar organizar el mundo a su antojo, otros aún queremos comer sano, barato y bien. Por eso hoy os traigo una sencilla receta, y muy rica... "Espaguetis al C.F.R."
No es otra cosa que una receta básica de espagueti carbonara, una modificación de la verdadera carbonara.
Su nombre viene de los mineros italianos, de ahí la carbonara, en referencia al entorno donde se consumía.
Hoy en día se hace con diferentes ingredientes que la alejan de su origen, se usa nata, y otros elementos que a los que los mineros no tenían acceso, o ingredientes que corrían el riesgo de ponerse malos en la mina.
Esta es una pequeña variación de dicha receta.
Para tres personas necesitaremos los siguientes ingredientes:

- 2 Cebollas
- 250 gr de Espagueti
- 100 gr de Bacon
- 2 Huevos
- Tomillo y Orégano
- Pimienta negra y Sal
- Aceite de oliva
- Queso Rallado.


1) Picamos la cebolla lo más fino posible. Se puede usar una trituradora o robot de cocina, pero para mi gusto se queda demasiado "licuado" y proporciona una textura rara. Pero cada paladar es distinto, así que adelante, hacedlo como os sea más cómodo.



2) Pochamos la cebolla. Es muy importante que la cebolla esté bien pochada, si no dejará un regusto final un tanto ácido y un pelín amargo. Cuando pochéis cebolla (o básicamente cualquier verdura) no olvidéis echar sal, ya que ayudará a extraer su contenido en agua (conocido como "sudar") y pochará de manera más homogénea y rápida.


3) Cuando tengamos la cebolla a mitad de su cocción agregamos el bacon.
IMPORTANTE: A partir de este momento, tened sumo cuidado con el aceite y la sal. Según el bacon puede ser muy graso y soltar mucho aceite y no necesitará de más aceite. También según el bacon puede aportar una gran cantidad de sal, así que andad con cuentagotas. Es más fácil echar sal al final, que embarcar en la árdua y casi imposible tarea de intentar desalarlo.


4) En los momentos finales del pochado echaremos las especias. Pimienta negra, orégano (generoso... a mi me encanta) y tomillo.



5) Calentamos en una olla grande una gran cantidad de agua. En principio debería ser un litro de agua por cada 100 gramos de pasta, pero tampoco hay que ir exactos. Simplemente es saber que la pasta necesita mucho espacio para cocer y moverse libremente en la ebullición del agua.
Hay que echar también sal en abundancia (yo suelo poner para esta olla unas dos cucharillas copadas de sal.... es mucha agua!!) y un generoso chorro de aceite (para evitar que el alto contenido en almidón haga que se peguen).

6) Mientras tanto en un bol grande batimos los dos huevos con una pizca de sal.


7) Incorporamos una cucharada copada de queso rallado.
OJO: Parecido a lo que dije con el bacon. Cada queso tiene un contenido diferente de sal. El queso rallado barato del supermercado suele tener un sabor suave y poca sal, pero el Grana Padano que voy a usar yo en este caso, tiene un sabor muy fuerte y marcado y tiene un ligero toque picante. Huelga decir que tiene un alto contenido en sal, por lo tanto hay que medir bien su aportación al huevo.


8) Escurrimos los espaguetis. En otros platos, ya sea por que los vamos a sofreír, o por que no los vamos a usar inmediatamente y queremos cortar la cocción solemos enjuagar la pasta bajo el chorro de agua fría.
Aquí nos interesa que esté caliente, lo dejamos reposar un minuto escaso para escurrir bien todo el agua y poco más.

9) Mientras la pasta se escurre bien, calentamos nuestro pochado de cebolla y bacon y cuando está bien caliente lo echamos al huevo.


10) Ahora en seguida echamos la pasta recién hervido y muy caliente también al huevo, y comenzamos a remover y mezclar rápidamente.





 11) La idea es que mezclando la pasta y el sofrito caliente con el huevo batido crudo con queso, el huevo cuajará con el propio calor de la pasta dejando una suave y melosa cobertura sobre nuestros espaguetis.





12) Emplatamos y servimos con una fresca ensalada de lechuga, tomate y espárragos con vinagreta de aceite de oliva y mostaza y ... et voilà!!
Ya tenemos listos para devorar nuestros "Espagueti a la C.F.R."
Bon profit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada