martes, 27 de septiembre de 2011

Pastel de Pastor (Masonic Style)

Saludos amigos de las Recetas del Yis. Hoy os enseñaré como el tito Yis hace su famoso "Pastel de Pastor".
El pastel de pastor es un típico plato británico que surgió a finales del siglo XVIII, época en la que se estaba introduciendo la patata en las islas como producto alternativo para plantación barato y que podría generar grandes beneficios.
El caso es que consiste en carne picada con verdura, cubierta por una capa de puré de patatas (con queso opcional). Originalmente se usaba carne picada de cordero, pero como es cara de narices usaremos carne de ternera (de todas maneras a mí me gusta más así).

Para hacer vuestro Pastel de Pastor Masónico necesitaréis:

- 1 kg de verduras. (Mezcla de lo que tengáis en el congelador. O si no, comprad un kilo de menestra fina. Si hay tiempo y moral, lo ideal es comprar la verdura fresca y picarla. Yo suelo aprovechar esta receta para deshacerme de todos las bolsitas de verduras que se me van quedando en el congelador, xD)
- 700g de carne picada de ternera.
- 2 kg de patatas (aproximadamente, yo suelo ir a ojo y uso unas 5/6 patatas grandes)
- Margarina, Leche.
- Laurel, sal, pimienta, pimentón (de la vera a ser posible).
- Queso rallado.
- Dos cebollas grandes.
- 4 o 5 ajos.
- Nuez moscada.
- Aceite de oliva.

1) Abrimos nuestro congelador y echamos mano de todos los restos de bolas de verdura que tengamos. (O de una bolsa de menestra si lo tuviéramos o prefiriéramos).












2) Echamos agua, sal, y una hoja de laurel en una olla grande, esperamos a que rompa a hervir (que si le echamos la verdura congelada al agua fría ya podemos esperar a que hierva. Hoy no comemos, te lo digo ya, xD). (Si queréis aprovechar pimiento congelado y/o fresco, así como ajetes congelados y/o frescos guardarlo para freírlo con la carne, que hervidos están asquerosos.)



3) Pelamos la cebolla y el ajo, picamos y comenzamos a sofreírlo en otra olla grande.





4) Ahora echamos el pimiento y rehogamos un poco. Seguidamente echamos la carne picada y la vamos trabajando con la paleta de madera hasta que se quede suelta y se haga uniformemente.



Echamos pimienta negra:


Echamos orégano:


Y también un poco de tomillo (normalmente echo una mezcla de 70% tomillo y 30% orégano, y es que el orégano deja un sabor demasiado fuerte y amargo, pero que el tomillo contrarresta mucho, pero vamos, cada uno mismo con su mecanismo.)





5) Cuando ya lo tenemos toda la carne bien desmenuzada y rehogada le echamos los ajetes tiernos. Y ahora (habrán pasado unos 10 minutos aprox) sacamos nuestra verdura al colador y que se escurra bien toda el agua.








6) Mientras nuestra carne está haciéndose a fuego lento, calentamos en la olla que hemos usado para la verdura (para que vamos a ensuciar más ollas?) más agua. Yo aconsejo echar la sal un rato después, y es que el agua salada tarda más en hervir.
Mientras el agua se calienta, pelamos y preparamos la patata. Yo la suelo cortar en brunoise (dadicos de toda la vida) medianamente gruesa. No la cortéis muy fina, por que si no la patata se aguará y el puré estará tirando a asqueroso. Tampoco lo cortéis muy gordo, si no tardará la vida en hervir. Una cosa normal.




7) Ahora mientras hierve nuestra patata echamos un poco de pimentón de la vera (media cucharadita más o menos. La echamos ahora por que no queremos que se queme el pimentón. Es lo peor que te puede pasar en la cocina, quemar el pimentón. No hay palabras para describir el sabor del pimentón quemado, xD.
Lo removemos, rehogamos todo con el pimentón y echamos nuestra verdura escurrida y mezclamos todo.





Cuando lo tengamos todo mezclado lo pasamos a una cazuela de barro grande. (O una fuente refractaria, de cerámica, vidrio o lo que queramos. Acordaros de intentar evitar recipientes metálicos para este tipo de recetas al horno. Lo mejor, el barro, sin lugar a dudas).



8) Tras esto nuestra patata estará casi hervida si es que no lo está ya. No dejéis que se os pase o se comenzará a deshacer en el agua. En cuanto pinches un trozo y se parta está hecha.
Lo pasamos a un colador y lo escurrimos bien. Es importante que no quede agua, o nos aguará el puré.



Cuando esté escurrido lo pasamos de nuevo a la olla (obviamente le habremos secado el agua que tuviera) sobre un fuego mínimo. Le agregamos una cucharada de margarina y lo deshacemos con la paleta de madera. Yo aconsejo siempre hacer el puré a mano con un aplasta patatas (de venta en cualquier ferretería) como esto:



O con un pasapurés (de venta en cualquier ferretería o en los "proveedores asiáticos")



Sé que parece una tontería o que pueda parecer condescendiente, pero por experiencia propia conozco personas que no tienen ni lo uno ni lo otro en casa.
Es muy importante no hacer el puré con thermomix, minipimer o cacharros parecidos, ya que licuan la patata y la hace una crema, no un puré.
Un poco de ciencia: Las patatas tienen un alto contenido en almidón, que cuando son aplastadas a mano o con un pasapurés mantienen estas moléculas de almidón casi intactas. Sin embargo, las batidoras y derivadas lo que hacen es romper todas las moléculas, con lo cual el almidón liberado se mezcla con los líquidos de la patatas y la leche y/o margarina que echemos para formar un engrudo elástico y pegajoso. Vamos un asco. Puedes usarlo como argamasa para algun apaño en casa.




9) Es preferible echar poca leche y que el puré quede espeso, ya que siempre estamos a tiempo de echar más leche si nos hace falta.
Yo suelo aprovechar estos momentos (truco de mi madre) para ajustar el puré de sal. Si necesita más sal, hacemos un hueco en medio de la patata y echamos un chorrito del leche. Ahí echamos una pizca de sal y lo disolvemos ahí.
Entonces procedemos a seguir machacando nuestro puré, que no queden grumos y así mezclarlo todo bien. (Si echásemos sal así tal cual sobre el puré no se disolvería, se quedarían partes saladas y otras sosas.)

Aprovechamos también para echar un poco de nuez moscada, que le va al puré de patatas mogollón.








10) Ahora que nuestro puré está perfecto de la muerte, lo echamos sobre la mezcla de carne y verdura. Hay que procurar prensar un poco la carne y la verdura, que quede bien apretado. Extendemos el puré por encima cubriéndolo todo.
Ahora echamos por encima queso rallado y un poco de pimentón... y al horno!!
El horno a altura media, a unos 150ºC más o menos a unos 20 minutos. (Cuidado con el grill no se nos achicharre la parte de arriba, tiene que tostarse, pero no nos pasemos, xD)







11) Tras un tiempo en el horno lo sacamos y lo dejamos reposar un ratico (más que nada que se enfríe un poco, por que ahora estará más que ardiendo. Además si se enfría un cuarto de hora/10 minutos, será más fácil de servir.)
Cortamos porciones, emplatamos y ¡et voilà! Nuestro Pastel de Pastor Masónico está listo para comer.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada